El futuro se abre al Sur, en la frontera de la estepa zaragozana

El distrito joven, formado por Valdespartera, Arcosur, Rosales y Montecanal, espera un crecimiento brutal en los próximos años

La inmensa frontera sur de Zaragoza, camino de La Plana o las muelas, parece emerger definitivamente como la punta de la urbe por donde el desarrollo llegará sostenido y rápido en los próximos años. No hay más que mirar el último padrón de los cuatro barrios que conforman el territorio. Valdespartera, Montecanal, Rosales del Canal y Arcosur tratan de armonizarse en este extrarradio heterogéneo que se acerca y se estira a la vez. En él confluye la población más joven de la ciudad con diferencia. Basta el ejemplo de Arcosur, donde 1.322 de sus 5.209 habitantes tiene menos de 10 años. Es decir, un 25% de sus calles están pobladas por niños. No es una excepción. En Valdespartera suman el 24% de sus más de 22.000 residentes; y en Rosales, el 22,1% de 6.036. Por aquí vienen los datos en los que asoma el presente y el futuro, el desarrollo que viene, como casi siempre, a trancas y barrancas.

Se quejan los vecinos de que el tiempo se echa encima, que faltan colegios, otro centro de salud, un polideportivo, autobuses urbanos más regulares… Suenan las exigencias casi como las de cualquier barrio, con la excepción de que el feo espacio que hoy todavía castiga los solares se irá levantando irremediablemente en los próximos años. «Hay muchas parcelas vacías, y sobre todo Arcosur va a crecer mucho, casi diría que el 100% en 5 años. Por no pasarme diré que el 50% seguro», explica Jorge Hidalgo de la asociación vecinal Arqueros de Arcosur, que basa sus cálculos en las viviendas que están a punto y las que ve crecer día a día. «Este año se van a entregar más de 200 pisos, pero hay otras seis parcelas que ya están en movimiento».

A 1 de enero del 2021, el censo municipal ascendía a 714.058 personas (370.124 mujeres y 343.934 hombres), frente a las 716.040 con las que comenzó el 2019. Un ligero descenso que rompe la tendencia positiva de los últimos años, pero que no se ha notado tanto en el Distrito Sur, capaz de crecer un 2% el pasado año pese a la pandemia y sus aristas, menos afiladas para una población que tiene una media de edad de 33 años.

Pese al futuro innegable que se adivina, en muchas zonas del distrito se sienten abandonados. «Como casi no tenemos de nada, siempre estamos pidiendo», dice Hidalgo, que recuerda que solo en Arcosur se proyectaron en su día más de 22.000 viviendas «y solo tenemos unas 2.000 y poco más de 5.000 habitantes».

La plataforma Distrito Sur es la unión de las asociaciones vecinales del sur de Zaragoza: Montes de Valdespartera, Sauces de Montecanal, Entrelagos de Rosales del Canal y Arqueros de Arcosur, el conjunto desde donde parten demandas y necesidades vecinales, promesas que fueron antes reivindicaciones, pero todavía sin la certeza de que tengan fecha de realización, «presupuestos o Proyectos abiertos que solamente existen en el papel y todavía forman parte de nuestros sueños».

En su extensa hoja de reclamaciones, destacan cinco construcciones cuya necesidad resulta imperiosa porque en el distrito no existe todavía ninguna.

Se puede empezar por el Proyecto del Centro Deportivo Municipal Sur, para el que todavía no existe un proyecto sobre el que iniciar los trabajos de construcción, cuando en el 2017 se esperaba su completa redacción, año en el cual, el alcalde anunció su construcción.

El proyecto y presupuesto para la segunda fase del centro cívico en obras, con la Unidad de Servicios Sociales y la Casa de Juventud está en obras. Allí deben caber la biblioteca, la ludoteca, el club de tiempo Libre y el espacio de Centros Cívicos.

La primera escuela infantil pública del distrito, en Valdespartera, «duerme el sueño de los justos», pese a que hay más de 2.000 niños en la zona de menos de 3 años. El problema de la educación, insisten, es el más grave, ya que el distrito necesita no solo la construcción del colegio prometido tantas veces pero que aún no tiene fecha para el comienzo de las obras a pesar de tener el proyecto y todos los trámites cumplimentado. Falta la partida presupuestaria que dé luz verde al comienzo de los trabajos.

No solo eso, en poco más de un año, para el curso que empezará en septiembre del 2022, se necesitan «con urgencia aulas de Secundaria» que andan pendientes, como casi todo hoy en día, de los fondos europeos.

También se reclama el primer espacio público de Arcosur, la Casa de barrio para esta zona que es la que menos servicios tiene en el distrito, que necesita espacios de juego, deportivos, culturales, sociales e infantiles «que no llegan». Y está en estudio el primer centro de mayores, en Montecanal. «El distrito de los jóvenes piensa también en sus mayores y no solo en sus propias necesidades».

https://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/futuro-abre-sur-frontera-estepa-zaragozana_1464138.html?fbclid=IwAR1i3tcBZ0eHXT9qFuXSdGD_9yCu3QsLhNHLojSxuzV0nHd6TgW4cgQhOtE

Esperamos tu participación... Escribe aquí con tu facebook, twitter... OPINA DE ESTA NOTICIA:
Comentarios de la noticia gracias a la herramienta Disqus